En el contexto actual de crisis económica y del Estado del Bienestar, tanto los emprendedores sociales como las organizaciones sociales existentes (organizaciones del tercer sector social y de la economía social) deben competir en un entorno de constante incertidumbre. Aparecen continuamente nuevas exigencias. La competencia de la empresa convencional es cada día mayor; los recursos, más escasos; y aparecen otras formas de operar por parte de las Administraciones con los diferentes colectivos sociales. En estos momentos de cambio permanente donde la adaptación es sinónimo de sostenibilidad, estamos obligados a gestionar más eficientemente, la intercooperación ya no es una opción, es una necesidad.

Las asociaciones y fundaciones ya no pueden seguir dependiendo exclusivamente de la financiación pública. Un gran número de ellas está desapareciendo en estos últimos años, por esas dificultades para generar recursos propios. Los recortes presupuestarios en las políticas sociales, la desaparición o reducción drástica de los convenios, conciertos y convocatorias de subvenciones dirigidos a las entidades no lucrativas de acción social, sumados a la crisis financiera de las administraciones públicas, con los consiguientes impagos o abultados retrasos en el pago de las deudas pendientes, están siendo fatales para un tejido solidario dependiente -casi por completo- de los recursos públicos.

La culpa no es exclusiva de la crisis, sino que intervienen otros factores como la falta de profesionalización en algunos casos o unos mecanismos de organización y gestión poco adaptados a las nuevas necesidades.

Para intentar dar respuesta a los problemas acuciantes de las entidades sociales, nace la cooperativa CUARTO SECTOR, SOC. COOP. AND., que se constituye en noviembre de 2012 e inicia sus actividades en abril de 2013.

Cuarto  Sector es una entidad sin ánimo de lucro, que ofrece servicios de Consultoría sobre innovación social, tecnológica y económica.

En Cuarto Sector entendemos que el futuro de las entidades sociales pasa por la mejora constante en la gestión y el fortalecimiento de los lazos de cooperación entre ellas.

Estamos impulsando una plataforma intercooperativa o red de intercooperación que implante en el mundo de las organizaciones y entidades sociales la cultura de la intercooperación. Las entidades necesitan cooperar, asociándose entre ellas para fines puntuales (programas o servicios) o genéricos (alianzas estables). Se trata de una colaboración conjunta, con el fin de prestar mejores servicios, logrando una mayor eficacia y eficiencia, a un menor coste.

Nuestra idea de negocio pretende evitar la desaparición de gran número de entidades sociales, garantizar su sostenibilidad y poner en valor su misión, ayudándolas a ser competitivas y a gestionar mejor.

Para todo ello, ofrecemos tres grandes líneas de servicios, que consideramos esenciales:

Consultoría: trabajamos tanto en el diseño y mejora de la arquitectura de negocio como en la arquitectura organizacional.

Formación: detectamos una gran necesidad de formación especializada en el ámbito social, por lo que implementamos planes de formación a medida para organizaciones sociales, administraciones públicas y entidades privadas.

formacion

Internacionalización: Replicamos las buenas prácticas y la experiencia acumulada por parte de las entidades de nuestro país, especialmente en América Latina, e importamos aquellas prácticas extranjeras que nos puedan resolver problemas sociales.

internacional