En el día de hoy se ha suscrito un acuerdo de colaboración entre ambas entidades para incorporar la lectura fácil y la accesibilidad cognitiva en los procesos habituales de trabajo de la Guardia Civil. El primero de los proyectos será la atención a las víctimas de trata de seres humanos aunque está previsto incorporar la lectura fácil a la Web Corporativa y al resto de áreas de la Guardia Civil.

El Instituto Lectura Fácil es una institución cuyo objetivo es la defensa del derecho que tenemos todas las personas a estar informadas y a comprender la información que se nos transmite. El acceso a la información es un derecho democrático. Para ejercerlo, muchas personas, a causa de una discapacidad, su edad, el poco conocimiento del idioma, o simplemente por tener limitadas sus habilidades de leer o comprender, necesitan acceder a materiales de Lectura Fácil. (Directrices de acceso a los materiales de Lectura Fácil. UNESCO).

Nuestro día a día está lleno de situaciones que no comprendemos. ¿Ha leído y entendido usted las condiciones de uso de cualquier APP de su móvil? ¿Ha entendido usted el libro de instrucciones de su lavadora o el papel con el consentimiento informado de una intervención quirúrgica? ¿Cuántas veces le ha llegado un escrito a su domicilio que no ha sido capaz de descifrar? En el caso de la Guardia Civil son habituales los documentos que deben trasladar y que no son fáciles de entender: sentencias judiciales, documentación oficial, trámites, formularios, etc etc.

La Lectura Fácil permite a las administraciones que sus mensajes sean comprendidos por el conjunto de la ciudadanía; además es la mejor forma de defender los derechos individuales y de garantizar la igualdad entre las personas. La Unidad Técnica de Policía Judicial de la Guardia Civil es ya todo un referente en la atención a los colectivos en riesgo de exclusión.

En nuestro país existen normativas de accesibilidad (p.ej: Ley 13/2014, de 30 de octubre, accesibilidad de Cataluña, o la Ley 10/2014 de 3 de diciembre de accesibilidad de Galicia) que ya recogen la necesidad de incorporar la lectura fácil aunque aún hay mucho camino por hacer. En otros países de Europa las administraciones ya cuentan con periódicos, páginas Web e incluso miles de títulos en lectura fácil. En España se van dando pasos muy lentamente aunque progresivamente se va reconociendo a la lectura fácil y la accesibilidad cognitiva como eficaces herramientas para la eliminación de las barreras cognitivas.

El documento que hoy se suscribe entre Guardia Civil y el Instituto Lectura Fácil da respuesta a una parte de la sociedad a menudo desatendida, en especial los colectivos en riesgo de exclusión, los cuales necesitan tener acceso a la información como vía para enriquecer sus propias vidas, redundando todo ello en beneficio del conjunto de la sociedad española.