Los programas de Responsabilidad Social Corporativa (RSC) están logrando que las empresas asuman un mayor compromiso con las sociedades en las que se desarrollan.

Documentos como la Estrategia española de Responsabilidad Social Corporativa o la formulación de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de la ONU sirven como hoja de ruta para saber hacia dónde dirigir los esfuerzos que hacen las empresas por mejorar sus entornos.

Empleabilidad, inclusión social, reducción de las desigualdades, etc, desgraciadamente nuestras sociedades presentan muchas necesidades y los puntos de inversión son numerosos.

En este contexto, la accesibilidad cognitiva se presenta como una herramienta capaz de revertir directamente en muchos de estos objetivos de la RSC.

Mediante la lectura fácil nos aseguramos la integración de las personas con discapacidad, lo que mejora su nivel de empleabilidad y los aleja de la exclusión social.

De otro lado, el lenguaje claro es la herramienta definitiva para hacer que la información llegue a todas las personas, caminando hacia una verdadera democracia cognitiva. Si la gente conoce el idioma que usa la Administración Pública puede hacer uso de sus programas de ayuda en el ámbito del empleo, la educación, la vivienda, etc.

Por último, la señalización comprensible y accesible de entornos físicos o digitales nos garantiza la igualdad de oportunidades y la mayor autonomía de las personas.

En definitiva, para desarrollar una política efectiva de RSC que permee a muchos niveles, la accesibilidad cognitiva es la mejor herramienta.

Cuarto Sector tiene años de experiencia en el desarrollo de estos programas y se pone al servicio de toda entidad interesada.